fbpx

Cada día hay una multitud de sonidos, y aún así cuesta a veces oírlos. La gente murmura o susurra. La música pierde sus tonos. El televisor o la radio están al máximo volumen. Las conversaciones en restaurantes, lugares ruidosos o al teléfono son difíciles, por lo que se evitan situaciones sociales o llamadas. Permanecés en silencio porque te sentís avergonzado pidiendo a la gente que repita o te quedás adivinando lo que dicen. Te sentís solo y estás cansado de intentar oír ¿Te resulta familiar?

 

Cuando hay que enfrentarse a una discapacidad auditiva, no estás solo. Una de cada tres personas mayores de 65 años tiene algún tipo de pérdida auditiva. Los jóvenes también pueden ser hipoacúsicos debido a varios factores, incluyendo enfermedades infantiles o demasiada exposición al ruido fuerte o la música. La verdad es que personas de todas las edades pueden experimentar una pérdida auditiva no tratada.

 

¿Se puede prevenir?

Es imposible bloquear todo el ruido de nuestro mundo ajetreado, ya sea por la construcción, el tráfico de coches o la música fuerte en un concierto, la vida moderna tiene muchas formas de hacer ruido. Aún así, se puede controlar la exposición a estos sonidos. Una de las principales opciones es usar protección auditiva, es decir, tapones para los oídos.

La pérdida auditiva no tiene que afectar a tu estilo de vida. La tecnología moderna ofrece una amplia gama de opciones para el tratamiento de la pérdida auditiva, como los audífonos, que te permiten vivir la vida hasta el máximo, sin límites. Fabricados con el diseño y la tecnología más avanzados, los audífonos son duraderos y fáciles de usar. Utilizados regularmente, podés disfrutar de tu entorno de una manera totalmente nueva.

¿Te gustaría recibir más consejos? Solicitá un turno con nuestros profesionales