fbpx

La pérdida auditiva mixta tiene elementos tanto de pérdida auditiva conductiva como de pérdida auditiva neurosensorial. Esto significa que hay daños en el oído externo e interno.

El oído externo no puede conducir el sonido correctamente al oído interno, y el oído interno no puede procesar el sonido para enviarlo al cerebro. El componente neurosensorial (oído interno) suele ser permanente, pero la pérdida auditiva conductiva (oído externo) puede no serlo. Muchas personas con experiencia de pérdida auditiva mixta suenan como muy suaves en volumen y difíciles de entender.

Las causas más comunes de pérdida auditiva mixta son las mismas que para la pérdida auditiva conductiva y neurosensoriale incluyen:

  • Factores genéticos.
  • Envejecimiento; después de los 65 años, una de cada tres personas tiene pérdida de audición.
  • Ruido excesivo, a menudo del trabajo o escuchando música alta.
  • Ciertos medicamentos.
  • Condiciones de nacimiento.
  • Tumores y enfermedades.
  • Trauma en la cabeza.
  • Cera del oído.
  • Infecciones de oído.

Los audífonos a menudo pueden ayudar a las personas con pérdida auditiva mixta. Los audífonos retroauriculares (BTE) pueden ser una gran opción, debido a que su potencia adicional a veces es necesaria para tratar la pérdida de audición neurosensorial severa a profunda. 

Solicitá tu turno en Vox & Son donde realizamos una selección de audífonos y te acompañamos en tu tratamiento.